Categorías

Fluidos de Perforación

El fluido de perforación o lodo como comúnmente se le llama, puede ser cualquier sustancia o mezcla de sustancias con características físicas y químicas apropiadas, como por ejemplo: aire o gas, agua, petróleo o combinaciones de agua y aceite con determinado porcentaje de sólidos.

Especificaciones:

El fluido no debe ser tóxico, corrosivo, ni inflamable, pero sí inerte a las contaminaciones de sales solubles o minerales y estable a las altas temperaturas. Además, debe mantener sus propiedades según las exigencias de las operaciones, debe ser inmune al desarrollo de bacterias.

Petroleo:

Nuestra mejor presentación son los más de 860 pozos perforados por PETROBRAS con nuestros fluidos apoyados por nuestros excelente staff de ingenieros los cuales lograron con éxito cumplir con la meta de perforación desde 1996 al 2012.

PTC SAC utiliza sistemas biodegradables los cual son preparados con aditivos químicos de prestigiosas marcas. Nuestra experiencia se complementa con el suministro de fluidos para los pozos perforados por GRAÑA Y MONTERO PETROLERA, los cuales se destacaron por la optimización en los costos, logrando reducir el gasto programado.

Mineria:

Brindamos nuestros aditivos para perforación en minería a la mayor parte de empresas de perforación en el país, los cuales durante 20 años vienen utilizando nuestros aditivos con gran éxito y performance. Prueba de ellos son los más de 6 millones de metros perforados por la empresa MDH - PD con éxito.

Nuestra gama de productos cubren las necesidades tanto para perforación con diamantina o aire al reverso.
Contamos con personal técnico especializado, el cual asesora constantemente a nuestros clientes tanto en campo como en sus oficinas.

El fluido de perforación o lodo como comúnmente se le llama, puede ser cualquier sustancia o mezcla de sustancias con características físicas y químicas apropiadas, como por ejemplo: aire o gas, agua, petróleo o combinaciones de agua y aceite con determinado porcentaje de sólidos.

Especificaciones:

El fluido no debe ser tóxico, corrosivo, ni inflamable, pero sí inerte a las contaminaciones de sales solubles o minerales y estable a las altas temperaturas. Además, debe mantener sus propiedades según las exigencias de las operaciones, debe ser inmune al desarrollo de bacterias.